Juan Calzadilla - Libro de las poéticas -


El poema
Escríbelo. Escríbelo de todos modos. Escríbelo como si finalmente
nada hubiera por decir.
Escríbelo. Escríbelo aunque sólo fuera para demostrar que
lo que tenías que decir no ha elegido en ti al instrumento para
decirlo.


La realidad
Que se oponga pero que deje ver.
Como la verja, no como la pared.
El poema
Que refleje pero que deje ver.
Como el cristal, no como el espejo.


Poética objetualista
El problema no es crear una lámpara en el poema, sino cómo,
una vez creada, encenderla. Así pasa con la rosa: la cuestión no
es inventarla en el poema, como aconsejaba Huidobro, sino colorearla.
La rosa no es rosa hasta que la mirada la entinta. Es el color el
que decide. No la palabra.


-enlace para leer el libro completo y descargarlo-