Luis Alberto Crespo


1

Marchábamos
por la arena de siempre

Cojeabas
por tu lado de llorar

Tu vestido
era rojo en el pecho
y desnudo en la muerte

Yo te sostenía
para que no cayera ni una lágrima


2

Me cuesta regresar de lo que miro

Me la paso con cosas remotas
en los ojos

La tierra se llevó mi casa

Vivo mirando para atrás

Hay un hermoso día en las lágrimas

y lo inmenso es más grande
si te llamo


3

Afuera
Ninguna casa es para vivir

No hay otra pared
Que la grieta en el cuerpo

Lo borrado
Me quita la voz de la boca

Mi casa nunca se alza
Nunca es por dentro

Mi casa es la espina continua
Que me roza


4

Me ocurre siempre

papeles
que aguardan el desperdicio

lápices
sin carbón

la luz
sin palabras sobre el vidrio de escribir

el cesto desbordado

el libro
que no sabe a quién leérselo

espinos
en vez de parques para la inspiración

y un pensamiento
que repite
no me sirves
busca un mejor fracaso.


5

De estos poemas
no sé cuántos morirán

lo que anoto
es para callarlos

si uno de ellos quedara
sería porque fracasa

como lo nunca escrito
por fin alguna vez.