Esperando a los tártaros - Alberto Ramponelli











MIS MANOS, TU CUERPO

"Los cuerpos son jeroglíficos sensibles" - Octavio Paz

El odio,
amor dado vuelta,
araña la placidez de la mañana.

Algo, en algún lugar
cruje
como una tabla débil.

Por puentes agrietados
se adelgaza
el hilo del mundo.

En tanto,
mis manos en tu cuerpo
tejen el sencillo retorno
de los días.



EL OTRO (Y) YO

Si el infierno son los otros
o sea yo para vos
qué sos vos para mí
acaso un cielo dado vuelta
con ángeles colgados de las nubes
las alas congeladas por el miedo
de caer a la tierra y andar desangelados
añorando siempre aquel edén de los comienzos
la fábula de un pasado mejor que nunca nadie vio
pero digo: en las noches más frías
ya quisiéramos tener para nosotros
siquiera un pequeño infierno
donde calentarnos.




PARAÍSO PERDIDO

"un dios egipcio en la cripta equivocada"
Juan Villoro (El testigo)

Una momia se empecina 
en mantenerse viva
dentro de mí.
¿De cuantos faraones dispone
aún para cumplir
este propósito?
Viene de la infancia, esa deprimente
infancia que nunca
termina de irse. 




ANOCHECE, LEJOS

No tengo sombra
en esta bruma con temblores
de sangre vieja, inofensiva ya sobre el vértice
de quebrados altares.

Voy liviano con el peso de la luna
en mi frente, ojo ciego que me sabe 
desde antes.

En la huella última del bosque
la noche es un telón que se descorre
a espaldas de dios.




DESMESURA

Quisimos construir un mundo perfecto
justamente nosotros
tan imperfectos como
todos.
Destinada estaba entonces
tal empresa
al fracaso.
Y es por eso que ahora nos sentimos
plenos, hemos vivido
como merece vivirse la vida
bien vivida.
No fue de nosotros el fracaso, no,
fue la vida, fue la muerte
que fracasó 
en nosotros.
Por otra parte,
quién puede sostenerse
en el triunfo, quién puede
vivirlo para siempre.


One Response to “Esperando a los tártaros - Alberto Ramponelli”

Anónimo dijo...

Me encantó el texto y la idea de que no fue humano el fracaso,sino de la muerte...