YONA WALLACH






CUANDO VENGAS



Cuando vengas a acostarte conmigo,

ponte uniforme policial.

Yo seré el criminal de poca monta

y tú serás el policía.

Tortúrame,

arráncame secretos,

no seré el macho recio,

confesaré,

me quebraré,

cantaré al minuto,

entregaré a medio mundo.

Escúpeme,

patéame el vientre,

párteme los dientes,

que vengan a buscarme en ambulancia

hacia el futuro

hacia el mañana.







CUANDO VENGAS II



Cuando vengas a acostarte conmigo

viste la toga del juez.

Yo seré el ínfimo reo

y a tí que tanto te gustan los disfraces

que tienes para cada ocasión un atuendo distinto

no te despojes abrázame con tu negra toga

bajo la cual estarás desnudo.

Enciérrame

yo seré el ínfimo reo

el criminal existencialista

el que a sí mismo se condena

a mil muertes diarias

no viviré para siempre

moriré en el próximo minuto

falto de identidad como el eterno errante.

Transfórmate en la ley

ponte una peluca blanca sobre tu cabezota

fóllame de parado

métemela hasta que no sepa dónde estoy.

Juega a esos jueguitos que sólo tú conoces

porque de otra manera no sabría que se trata de tí

porque de otra manera no sabría quién eres

haz que sepa.







CUANDO VENGAS III



Ven, acuéstate conmigo como Dios

sólo en espíritu

Tortúrame en cuanto te sea posible

Sé lo eterno incognoscible

Abandóname a mi sufrimiento

Sumergida en aguas profundas

sin tocar jamás la tierra.

Ni siquiera en la mirada

o en el sentimiento

o en el diluvio

aguas abajo y arriba

jamás cielo

aire abierto

el sitio abierto más cerrado del mundo

un sitio abierto

siempre un sitio cerrado abierto

ni abierto ni cerrado

vale decir cerrado abierto

vale decir no cerrado ni abierto

que jamás cese

de ver desde arriba todo

de ver desde arriba el paisaje

Sé sólo espiritual

limpio dolor aislado dolor como un sonido

no tocaré jamás

no sabré jamás

no sentiré jamás

lo real

nunca







de "Tat Hakará niftajat kmo menifá (El inconciente se abre como un abanico). Poemas escogidos 1963-1985." Editorial HaKibutz HaMehujad, 1992.









Traducción al castellano de Gerardo Lewin (http://decantasion.blogspot.com.ar/)







YONA WALLACH (ISRAEL, 1941-1985)