Dibujo de mujer, Nélida Cañas

La pelona 





















Frida
se castiga
ante el espejo
se corta los cabellos
que cobran una vida
siniestra

ceremonia para perder
su ser mujer
que no quita la pena
ni la herida abierta

del nacer 




La venadita
















Sólo una rama
una rama quebrada
para la urgencia
de tus ojos
que buscan un nido
de hojas frescas

criatura herida
que has mutado tu cuero
en el claro bosque
sostienes tu pasión

de nueve llagas





La columna rota




















El calvario
de la columna rota
las grietas abisales
de la tierra

la Frida que mantiene
firme esperanza
de vivir
y  la Frida que yace

la luna en un cielo de oscuros designios
el sol como un ascua
salpicado de sangre

Frida
la equilibrista
del abismo
se sostiene
sin la esperanza
del milagro 



Dibujo de Mujer, 
Alción editora (1999)